Monday 07 Dec
Updated Monday 07 Dec 10:42

Soucek: "Nos quedamos con lo positivo"

Tomáš Souček afirmó que el West Ham United tomará confianza en la forma en que jugó durante largos períodos contra el Manchester United el sábado por la noche, a pesar de que finalmente perdió el juego 3-1.

Los Hammers tuvieron un partido sobresaliente durante una hora en el London Stadium y podría decirse que deberían haber llegado al medio tiempo liderando por algo más que la mínima tras el remate a corta distancia del mediocampista checo seis minutos antes del descanso.

Pablo Fornals, Jarrod Bowen y Sebastien Haller estuvieron cerca de aumentar la ventaja, pero las oportunidades perdidas les costaron caro, ya que el Manchester United anotó tres goles en los últimos 25 minutos para arrebatarles los tres puntos.

A pesar de la decepción de ceder la ventaja en casa, Souček dijo que West Ham se centrará en los aspectos positivos de su actuación y eso servirá de estímulo para el partido fuera de casa del viernes ante el Leeds United y futuros partidos.

“Estamos decepcionados porque creo que debimos haber ganado. La primera parte fue muy buena de nuestra parte, creamos muchas ocasiones y deberíamos haber marcado un segundo gol, pero en la segunda parte, ellos fueron mejores y al final lo pagamos caro”, dijo el número 28.

“Creo que equipos de la Champions League como el Manchester United nos demuestran que necesitábamos marcar algunos goles de las muchas ocasiones que teníamos porque ellos lo hicieron cuando lo necesitaban".

“Creo que jugamos muy bien [en la primera mitad]. Cuando lo comparé con el último partido contra el Aston Villa, jugamos mucho peor que hoy pero sacamos tres puntos, mientras que hoy sacamos cero puntos, así que es una mala sensación para nosotros".

"Pero también es bueno para el próximo partido porque con la confianza y espíritu que demostramos, dejó claro podemos vencer a un equipo como el Manchester United, así que espero que este partido nos dé mucha más confianza en el campo".

Reflexionando sobre su gol, Souček confirmó que fue el resultado de una rutina en el campo de entrenamiento bien ensayada, con Declan Rice corriendo hacia el primer palo en el córner, y el propio checo atacando el segundo palo para aplicar el remate.

“El viernes hicimos algunos saques de esquina y saques de banda y muchas jugadas a balón parado y sabíamos que Dec iría al primer poste y yo al segundo poste, así que fue como en el entrenamiento de Rush Green y fue un bonito gol”, explicó.

"En mi antiguo equipo marqué muchos goles y espero marcar muchos goles aquí también, así que espero que lo haga en el futuro, pero encajar tres goles es demasiado en casa".

Si bien el resultado fue negativo, Souček se apresuró a señalar el impacto positivo de los 2.000 aficionados del West Ham que regresaron al estadio de Londres después de una ausencia de 280 días y alentaron a su equipo desde mucho antes del saque inicial hasta el pitido final.

“Estuvieron increíbles desde el principio, desde el calentamiento y cuando salimos al campo desde el túnel fue agradable”, observó.

“Fueron solo 2.000 seguidores pero fue increíble para nosotros. También tuve a mi familia aquí, así que fue bueno para mí y para todos y espero que los fanáticos aumenten en los próximos juegos.

“Parecía más fútbol real que en los últimos nueve meses y espero que muy pronto podamos tomar medidas para atraer a muchos más aficionados al estadio y llegar a llenarlo unas cuantas veces”.

Related News